La guerra del futuro: Huawei y Xiaomi

El crecimiento exponencial de Xiaomi es una realidad. Pocos ejemplos en el panorama actual hay que le hagan frente, ya que la expansión a todos los ámbitos de nuestra vida es inigualable. Sin embargo, uno de sus mayores enemigos se encuentra en casa. Huawei es probablemente junto a Xiaomi la marca con una mayor progresión a nivel internacional y, por ello, no es de extrañar que ambas ocupen el tercer y cuarto puesto en la fabricación mundial de dispositivos móviles respectivamente.. Es cierto, que existen muchas otras marcas chinas con grandes perspectivas de futuro, pero no creemos que estén aún al nivel de estas dos.

Huawei lleva varios años haciendo los deberes. Dejando de lado aquella aura que tuvo durante un tiempo de dispositivos low cost, para ya hace dos generaciones consagrarse entre las grandes gracias al buen uso de la innovación. Y que decir de Xiaomi, una empresa joven que es capaz de introducir una variedad enorme de dispositivos para todos los gustos cada temporada, y que ninguno de ellos defrauda. La calidad-precio es su seña de identidad que le permite desmarcarse de la competencia.

Está claro que ambas compañías tienen un futuro expendido porque han sabido hacer uso de sus cartas de una manera sobresaliente para adquirir ventajas competitivas respecto a sus contrincantes:

 

Precios asequibles de Huawei y Xiaomi

Ninguna de las dos ha querido luchar en el rango de precios de las más grandes. Es algo obvio, poco o nada tienen que hacer con Apple y Samsung si juegan a lo mismo que ello. Esto ha supuesto que ambas compañías hayan preferido optar por una política totalmente diferente de precio, especialmente Xiaomi. Recientemente, hemos podido ver como el buque insignia, el Mi Mix 2, roza en algunas tiendas chinas la cifra de los 450€ para su versión de 64GB.  En el caso de Huawei, el Mate 10 Pro se espera que llegue al mercado español por 799€, un precio que puede parecer excesivo, pero que si lo comparamos con modelos como el iPhone X o el Pixel 2 XL, son baratos para todo lo que ofrecen. Porque al fin y al cabo, las diferencias entre flagships pueden ser notorias en algún apartado concreto como la cámara, pero a nivel de rendimiento general, son muy poco apreciables, y es en este momento donde debemos valorar si merece la pena o no pagar más.

Mate-10

Innovación constante por parte de Huawei y Xiaomi

Hace tiempo que la innovación dejó de estar sólo al alcance de las marcas más reconocidas. Las compañías chinas han ido poco a poco experimentando y mejorando el ecosistema Android. No debemos olvidar y darle el crédito que merece a Xiaomi, por ser el primer fabricante que pensó en las pantallas sin marcos, como así lo plasmo el año pasado en su Mi Mix original. Esta característica ha sido replicada por el resto de fabricantes hasta la saciedad, donde la gran mayoría de los buques insignia cuentan con las denominadas “bezel-less display”.

Huawei es sin lugar a dudas otro ejemplo más de innovación ya que son marcas que no se conforman con reproducir la fórmula de moda que funciona sino que pretende ir más allá. Eso a llevado a Huawei ha incluir grandes mejoras en el apartado fotográfico, desde su alianza con Leica la calidad de sus cámaras ha ido a más, y lo mejor de todo, es que, crea un estándar. Lo que quiere decir que las próximas generaciones de móviles tienen en cámaras como las del Mate 10 Pro, S8, Pixel 2 Xl, o iPhone 8, un punto de referencia sobre el cual comparar y seguir desarrollándose para lograr mejores alternativas. Además, Huawei ha querido correr en solitario en la carrera de los procesadores, que ha llevado en ocasiones a alianzas estratégicas, como la ocurrida con Samsung y Snapdragon, que dejó sin procesadores 835 a los LG 6 a su fecha de lanzamiento. Por ello, el fabricante chino ha optado por diseñar sus propios procesadores, lo que supone un gran ventaja competitiva, porque no depende de Snapdragon o Mediatek para la liberación del código y de los drivers, sino que ellos mismos pueden adaptar su propia capa de personalización basada en Android de una manera más rápido, lo que facilita la personalización y la  actualización del sistema operativo.

Esta es nuestra pequeña reflexión de la semana XD sobre lo que nos depara el futuro. No nos cabe ni la menor duda, que Huawei y Xiaomi serán los grandes abanderados para romper con la hegemonía actual. Esperemos que  a esta pareja de fabricantes se le una alguno más, para conformar una terna de futuros aspirantes al cetrode Android. ¿Cuáles creéis vosotros que son las grandes armas de estos fabricantes? Deja tu opinión en los comentarios.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *