La clave del éxito del Xiaomi Redmi Note 5 es su procesador

Recientemente, se han filtrado algunas imágenes del diseño final del nuevo buque insignia de la clase media de Xiaomi. El Redmi Note 5 se espera que sea todo un super ventas como sus predecesores. Pero si bien, muchos de sus apartados técnicos son más que correctos para la gama de precios en el que se moverá el dispositivo y el sector al que va dirigido, destacando por encima de todo la inclusión de una pantalla sin biseles, existen algunas dudas acerca de si la elección del procesador Helio P25, que es el que se ha filtrado a los medios es el más adecuado.

 

Mediatek para el Redmi Note 5, ¿sí o no?

La elección de un procesador Mediatek o Snapdragon puede determinar el éxito del Redmi Note 5. Podemos estar hablando de uno de los mejores gamas media de la historia o un producto que dejará a muchos un amargo sabor de boca, por todo lo que prometía y se quedó por el camino.

En primer lugar, muchos de los detractores han criticado la utilización del Helio P25, por no ser más que un P20 optimizado que ofrece una ligera mejora de frecuencia en cada uno de sus ocho núcleos y es compatible con cámaras duales. Además, su rendimiento teórico sobre el papel ha dejado mucho que desear, por eso, no han sido pocos las personas que han pedido al menos un Helio X30.

En segundo lugar, el uso de procesadores Mediatek siempre ha sido muy criticado a lo largo del tiempo por múltiples factores:

-Batería: Muchos usuarios se han quejado de que los procesadores Mediatek poseen un sistema de gestión de la batería inferior a los Snapdragon. Ello conlleva un descenso de la autonomía con el paso del tiempo y un sobrecalentamiento del smartphone, que reduce su vida útil al someter a sus componentes a una temperatura superior de funcionamiento.

-ROM: Mediatek no suele liberar con facilidad el código fuente de sus procesadores, lo que supone una gran problemática para todos aquellos amantes de las ROM cocinadas por desarrolladores independientes. Un segundo problema, es la gran fragmentación que supone respecto a móviles que montan procesadores Snapdragon, porque es bastante habitual que las actualizaciones oficiales no acaben de llegar y con ello una gran frustración para los usuarios que ven como dispositivos con similares características de la competencia si gozan de ella.

-Fluidez: Es una de las quejas más habituales entre usuarios de Mediatek que han experimentado problemas de rendimiento impropios al cambiar entre aplicaciones de lo más básicas, y que no deberían suponer ningún problema, al menos desde el punto de vista teórico. Pero lo peor de la situación, es que, se puede aprecia cómo no ocurre lo mismo con un procesador equivalente o incluso de gama inferior de Snapdragon.

 

Alternativa Snapdragon para Xiaomi Redmi Note 5

Es cierto que algunos medios de India, en donde Xiaomi tiene uno de sus mejores más prósperos han filtrado la posibilidad de que el Snapdragon 630 sea el verdadero corazón del próximo móvil del fabricante.

No estamos diciendo que los móviles Mediatek sean malos procesadores, pero aunque es cierto que se han reducido las distancias con los Snapdragon, no podemos negar que aún sigue habiendo diferencias que hacen decantarse por el fabricante americano cuando queremos crear un producto redondo.

Los Snapdragon 630 cuentan con cuatro núcleos Cortex A-53 a 2,2 GHz y otros cuatro Cortex A-53 a menor frecuencia, 1,8 GHz. También tienen menos caché L2 que los 660, pero aquí el objetivo es dar un salto respecto a sus predecesores directos, los Snapdragon 626. La GPU Adreno 508 también debería ganar un 30% en rendimiento frente a la Adreno 506 de esos antecesores.

También ganamos en conectividad, y estos modelos heredan el módem Snapdragon X12 LTE de los Snapdragon 820/821, que con su soporte Cat.12 son capaces de ofrecer hasta 600 Mbps de descarga y 150 Mbps de subida. La tecnología de “antena adaptativa TruSignal” con agregación de portadoras permite optimizar la recepción móvil de voz y datos, y también mejora la eficiencia de esa conectividad, que consume menos batería.

El Snapdragon incluye el Spectra 160 ISP, que aun siendo algo inferior al modelo Spectra 180 de los Snapdragon 835 soporta muchas de sus opciones para temas relacionados con la fotografía digital. Por ejemplo los sistemas de autoenfoque híbrido, el soporte del enfoque 2PDAF (Dual Photodiode Phase-Detect AutoFocus), mejor estabilización electrónica del vídeo y mejor comportamiento en capturas con baja luminosidad.

Ese ISP tiene además otra opción llamativa: el soporte de sistemas de cámaras duales y cuenta con la característica de zoom óptico “suave” cuando se usan dos cámaras con distintas distancias focales, además de dar soporte a la combinación de datos de ambas cámaras para proporcionar ese llamativo efecto bokeh o para mejorar la calidad de imagen.

La tecnología de carga Quick Charge 4 que estaba disponible únicamente en los Snapdragon 835 llega también a estos modelos, y promete una carga un 20% más rápida y una eficiencia un 30% superior a la que ofrecía la anterior generación de esta tecnología.

Otra de las estrellas es la llegada de la conectividad Bluetooth 5, que además de ofrecer esa llamativa opción de poder emitir audio a dos auriculares al mismo tiempo es capaz de duplicar la velocidad de transferencia y cuadruplicar el alcance de la señal.

Estas son algunas de las características del Snapdragon 630 y que en el caso de que sea incluido en el diseño final hará del Redmi Note 5, probablemente la mejor alternativa de la gama media sin lugar a dudas. No olvidemos que su pantalla sin marcos supondrá la primera aparición de este tipo de pantallas entre la gama media y que supondrá un antes y un después, poniendo en grandes problemas a sus competidores si quieren igualar las especificaciones del dispositivo y seguir manteniendo un precio contenido.

 

¿Cuál creéis que es la mejor opción y por qué? ¿Mediatek P25 Vs Snapdragon 630?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *